5 dinámicas de juegos para motivar a tu equipo de ventas

¿Qué es una dinámica de grupo?

Una dinámica de grupo es una actividad participativa y estructurada que permite a un grupo de individuos trabajar conjuntamente para conseguir un objetivo. Las dinámicas de grupo utilizan técnicas y métodos basados en actividades prácticas y, a menudo, lúdicas, que ayudan a los individuos a activar su motivación, perfeccionar sus capacidades o incrementar sus conocimientos, estimulando acciones positivas.

En el entorno profesional, las dinámicas de grupo pueden tener multitud de propósitos: mantener alta la motivación de los trabajadores frente a actividades monótonas o repetitivas; incrementar la confianza individual y la sensación de pertenencia al grupo, perfeccionar las capacidades de comunicación y liderazgo de sus miembros o mejorar la productividad.

¿Por qué usar dinámicas de grupo basadas en el juego?

Porque permiten a las organizaciones convertir los procesos de aprendizajeo periodos de alta productividad en una experiencia positiva: una vivencia lúdica y motivadora con repercusión a largo plazo, capaz de incorporar un valor emocional a un proceso de formación o al sprint de trabajo. Además, las dinámicas de juego pueden favorecer la resolución de conflictos personales y la cohesión de los equipos, convirtiendo dichos problemas en una oportunidad de mejora.

Fomentando el trabajo en equipo de una forma innovadora y lúdica, las organizaciones pueden ayudar a los equipos a conquistar su mejor versión. Y eso no sólo incrementa la motivación y el bienestar de los trabajadores en su día a día sino también los resultados de la propia empresa a medio y largo plazo. 

Si te interesa saber más sobre formas de motivación y cómo incidir sobre ella en tus equipos, no te pierdas nuestro artículo: ¿Cómo actúa la gamificación sobre la motivación?

Dinámicas de juegos

Para que un grupo participe activamente en una dinámica de juego, es necesario que jugar valga la pena. Por ese motivo, cualquier dinámica de juego debe cumplir tres requisitos básicos a ojos del jugador:

  1. Despertar su interés, apelando a sus intereses personales y ofreciéndole un premio o recompensa atractivo.
  2. Tener un objetivo y una dinámica simple y fácil de entender, que no pueda dar lugar malentendidos o errores de interpretación.
  3. Determinar el resultado de forma justa, objetiva y indiscutible. Sólo ofreciendo un entorno de juego seguro se conseguirá el engagement y la motivación buscada.

La capacidad de adaptarse a las necesidades e intereses específicos de los jugadores tiene un papel fundamental para que una dinámica de juegos tenga éxito. Por eso, el perfil de los jugadores debe ser determinante a la hora de escoger qué dinámica poner en marcha. A continuación, ofrecemos 3 ejemplos de dinámicas de juego adaptadas a tres perfiles distintos de jugador.

Juego 1: “Tira el dado”

Objetivo de la dinámica: mantener alta la motivación durante la ejecución de tareas profesionales tediosas o repetitivas.

Jugadores: Es necesario que el trabajo de los jugadores sea individual pero se desarrolle en el mismo espacio físico que el resto de participantes. Un equipo de vendedores de ventas por teléfono trabajando en la misma oficina sería un buen ejemplo.

Material: Para jugar, solo es necesario contar con maxi-dado del tamaño aproximado de una pelota de fitness que muestre en cuatro de sus caras un premio atractivo para los jugadores (“terminar 30 minutos antes la jornada”, “una cena para dos en un restaurante” o “entradas para el cine o un concierto”, por ejemplo). Las dos caras restantes corresponderán a “vuelve a tirar” y “elige un premio para otro jugador”.

Dinámica: cada vez que un jugador – vendedor consiga una conversión, podrá levantarse y tirar el dado (que deberá estar colocado en un lugar a la vista de todos los jugadores). El juego puede jugarse durante periodos de tiempo limitados (1 hora) cada día o una vez por semana o mes durante una jornada completa.

Beneficio: añadir emoción y reconocimiento público a la realización de tareas repetitivas y, al mismo tiempo, premiar el trabajo bien hecho y el espíritu de equipo.

Juego 2: “El protagonista”

Objetivo de la dinámica: aumentar la confianza y desarrollar vínculos emocionales entre los miembros de un equipo al tiempo que se ejercitan cualidades necesarias para las ventas como la empatía, la intuición y la dotes de narración y comunicación. 

Jugadores: se trata de un juego muy adecuado para equipos que tienen que trabajar juntos por un objetivo común, para representantes de marca y para vendedores que trabajan cara al público.

Material: Una caja en la que cada jugador depositará un papel donde narrará por escrito, de forma breve y anónima, una vivencia personal divertida o curiosa que nadie del grupo conozca. Para esta dinámica, también será necesaria la figura de un moderador.

Dinámica: cada jugador cogerá un papel de la caja y, tras leer la anécdota ajena, deberá explicarla al resto del grupo sin usar las palabras prohibidas subrayadas previamente por el moderador. El primer jugador que adivine a quien corresponde la anécdota (quién es el protagonista de la historia) obtendrá dos puntos. También recibirá un punto el narrador de la anécdota si logra no usar las palabras prohibidas. Vencerá el jugador que acumule más puntos al final de la ronda.

Beneficio: genera un espacio seguro y lúdico de conocimiento personal entre los miembros del equipo, favoreciendo la creación de memorias compartidas. Incentiva el ingenio en la narración verbal y la capacidad de atraer la atención de la audiencia durante una exposición.

Juego 3: “Vendelotodo”

Objetivo de la dinámica: activar las técnicas y capacidades de venta de los jugadores de una forma divertida.

Jugadores: Es un juego ideal para personal dedicado a la venta directa y trato con el cliente. 

Material: Una ruleta con 14 porciones, y en cada una de ellas, un objeto convencional representado en forma de dibujo o fotografía (un bolígrafo, un plato, una piedra, etc.). También será necesaria una hoja de puntuación por jugador, donde consten 4 columnas con los parámetros a valorar: ingenio, razonamiento, persuasión y encanto.

Dinámica: cada jugador tendrá que hacer girar la ruleta una vez para le sea otorgado un objeto. Entonces, contará con 3 minutos para “vender” el producto al resto de jugadores. Acabado este tiempo, el resto de jugadores puntuarán su actuación en base a los cuatro parámetros predeterminados con un número del 1 al 10. Vencerá el jugador que acumule más puntos.

Beneficio: perfeccionar las técnicas de comunicación y de venta independientemente del producto. Descubrir las propias capacidades, recibir feedback y fortalecer los vínculos del equipo.

Dinámicas de juegos en Playmotiv

Las nuevas tecnologías son una herramienta capaz de convertir las dinámicas de grupo tradicionales en una renovada y motivadora experiencia digital. En Playmotiv, las ponemos al servicio de nuestros clientes para crear dinámicas de juego virtuales capaces de convertir el trabajo diario en una emocionante aventura. Desde cualquier lugar, en cualquier momento, nuestras gamificaciones logran que los beneficios de las dinámicas de juego impregnen el trabajo diario de cada individuo durante un periodo determinado de tiempo. Resultado: vendedores motivados que se siente reconocidos y valorados por el equipo y la organización allá donde estén.

¿Cómo lo hacemos? A través de una app, creamos un dinámicas de juego adaptadas a las necesidades de la empresa y sus equipos, en el que el trabajo real de los jugadores se traduce en puntos y rankings integrados en una narrativa de ficción. Así, los individuos pasan a competir en un juego colectivo mientras realizan, simplemente, su trabajo ordinario. De forma sencilla y accesible, en cualquier lugar, a través del teléfono móvil, el trabajo individual adquiere una nueva dimensión pública y lúdica, lo que incentiva la competitividad sana. Además, la experiencia virtual genera resultados físicos reales en forma de premios, que los jugadores pueden escoger canjeando los puntos acumulados a través de la app. De esta manera, el trabajo se convierte en un espacio de competición, motivación y satisfacción que se traduce en incrementos de la productividad y de las ventas de hasta un 20%.

Sorprendente, ¿verdad? Te contamos a continuación cómo lo hacemos a través de dos ejemplos concretos:

Juego 4: “Intrepid travellers’ race”

Narrativa: Intrepid Travellers’ race es una carrera de aventuras a través de los paisajes más impresionantes del planeta. Los jugadores compiten por ser los primeros en cumplir una misión distinta en cada etapa. El desierto, el fondo oceánico, la selva amazónica o lo más profundo de un volcán son algunos de los espacios a los que les transporta esta gran aventura.

Objetivo real de la partida: aumentar las ventas y mejorar las conversiones en diferentes KPI’s determinados por cada organización.

Dinámica: los resultados del trabajo real ordinario de los jugadores se convierten en puntos que les posicionan en un ranking público.  Al mismo tiempo, los puntos acumulados se convierten en premios reales que el jugador puede escoger en el catálogo de productos de Amazon.

Material: para jugar solo es necesario descargarse la app gratuita de la partida en el móvil. A partir de ahí, el jugador es guiado por el juego a través de mensajes push, vídeos y otros recursos audiovisuales. Además, dentro del entorno de juego, puede acceder en cualquier momento a los rankings generales y conocer su posición, los retos activos o gestionar sus propios premios.

Jugadores: al tratarse de una carrera, una aventura y un viaje al mismo tiempo, es un juego capaz de conectar con una amplia variedad de perfiles.

Beneficios: el feedback directo sobre el trabajo diario, la incorporación de una dimensión lúdica y social a lo profesional y el reconocimiento público justo y objetivo generan un aumento de la motivación que se traduce en mejoras de ventas y resultados.

Juego 5: “The ultimate ascent to Everest”

Narrativa: The ultimate ascent to Everest es una expedición a la cima del mundo: una lucha épica contra los elementos a lomos de la cumbre más imponente del planeta. A través de esta aventura, los jugadores desafían a la naturaleza y a sus propios límites atreviéndose a ascender por la montaña más alta del mundo.

Objetivo real de la partida: adaptable a los KPI’s y objetivos de cada organización.

Dinámica: la misma que en la partida descrita previamente.

Material: la app de Playmotiv.

Jugadores: la narrativa conecta fácilmente con profesionales interesados en los deportes y las actividades outdoors.

Beneficios: como en el juego anterior, esta gamificación es capaz de activar la motivación de los equipos y mejorar su compromiso y engagement con la organización.

Descubre lo que nuestros clientes ya han conseguido gracias a nuestras gamificaciones en nuestro artículo: Casos de éxito de gamificación- Playmotiv

pirata jugando con el ordenador
¿Quieres saber cómo vender hasta un 20% más?
Escríbenos y te lo explicamos.
Gracias por tu interés, en breve nos pondremos en contacto contigo.
Lo sentimos, ha habido algún problema enviando su solicitud.
Lo más leído