Motivación

Cómo motivar a los empleados en tiempos del Coronavirus

Por 19/03/2020 mayo 12th, 2020 No Comments
Motivar empleados en tiempos del coronavirus - Gamificación para empresas - Playmotiv

La epidemia provocada por el COVID-19 ha cogido desprevenidas a muchas organizaciones que no estaban preparadas para realizar teletrabajo con la finalidad de continuar con su actividad. Aun así, más allá de los retos técnicos que pueda suponer la nueva situación, el mayor desafío para un líder de equipo es mantener la cohesión y motivar a los empleados en unas condiciones anómalas. Por eso te ofrecemos una serie de consejos y soluciones que te pueden ayudar a que la maquinaria siga funcionando lo mejor posible durante el aislamiento.

Cómo motivar a los empleados en tiempo de crisis

El miedo a lo desconocido es un sentimiento que interfiere en el crecimiento personal y en el desarrollo de nuestras actividades diarias. Ante la incertidumbre, algunos de los consejos que dan los expertos están relacionados con aceptar la nueva situación y pasar a la acción, nunca quedarse parado. Con esto en mente, lo mejor que puedes hacer es activar lo antes posible a tu equipo para que se ponga en marcha y se adapte al nuevo escenario. Para ello, te recomendamos tener en cuenta los siguientes aspectos:

Sé transparente

Si la comunicación es un activo vital para el funcionamiento de una empresa, en un momento que genera tantas dudas como el actual, se debe potenciar como nunca antes lo has hecho. Tanto si las cosas van bien como si van mal (o si se espera que lo hagan), lo mejor es ser claro y honesto con tus trabajadores. De este modo, evitarás rumores que pueden llevar a una espiral de negatividad que, ahora mismo, es lo que menos necesitas.

Cuida lo detalles

Aunque las videoconferencias nos van a facilitar a todos el trato personal con nuestros subordinados y compañeros, nunca olvides que trabajas con personas (y no con pantallas). En un momento de tensión como el que ha provocado el Coronavirus, te recomendamos apostar por una comunicación personal, en positivo. Con los nervios a flor de piel, mostrar falta de interés por un trabajador, una frase dicha en un tono no muy agradable o un mail que pueda dar lugar a un malentendido, puede hacer que que la otra persona se sienta mal, se ofenda, etc. Vigila cada detalle a la hora de comunicarte con tus compañeros para evitar que la tensión en el equipo se dispare.

Alaba los logros

Lejos han quedado los tiempos en los que parecía que el miedo era una herramienta efectiva para lograr los objetivos que uno se había planteado. Aunque muchas organizaciones aún lo practican (por lo que tendrán un reto extra en este momento), es mucho más productivo reconocer el trabajo bien hecho y ser muy cauteloso a la hora de tratar los errores. Muchos trabajadores están temiendo por sus puestos y no te interesa que tus empleados piensen de forma innecesaria en que sus trabajos peligran. La preocupación se combate con motivación.

Crea equipo

Tener una atmósfera laboral agradable siempre es un activo valioso. El ambiente que se crea en el lugar de trabajo, donde los empleados pueden hablar, reírse juntos, mostrar apoyo y transmitirse ánimo va a ser una de las cosas que más eche de menos tu equipo mientras cada uno trabaja desde su casa. No pierdas este hecho de vista y potencia las videollamadas grupales (que no tienen porqué girar 100% sobre el trabajo), ponle humor a la situación o apuesta por diferentes técnicas de team building que te ayuden a mantener la cohesión de grupo pese a la distancia.

Recurre a técnicas probadas

Entre muchas opciones, puedes recurrir al coaching para mantener la moral colectiva de tu equipo. Si tienes conocimientos en este campo, es tu oportunidad para sacar todo tu arsenal a relucir. El coaching tiene beneficios como ayudar a planificar objetivos y metas realistas, derribar barreras autoimpuestas, ser más creativo y flexible, mejorar la autoconfianza, etc.

Otro de tus grandes aliados en esta situación excepcional es la gamificación. En la era de Internet y las redes sociales, puedes lograr mantener a tu equipo a tope mediante retos y recompensas virtuales. La gamificación puede ayudarte a poner en perspectiva los resultados obtenidos pese a la dificultad de la situación, reconocer los logros del equipo, dotar de una dimensión más informal a las horas de trabajo o potenciar la competitividad y, a la vez, el compañerismo. Ahora es un gran momento para descubrir en qué consiste la gamificación para empresas.

Adaptación del puesto de trabajo por motivos de salud

Cuando debe primar la salud por encima de cualquier otra cosa, puede darse la situación de que el puesto de trabajo tenga que adaptarse con diferentes sistemas de seguridad, equipamiento especial, etc. Pero, ¿cómo adaptar la casa de cada empleado para que realice su trabajo en condiciones óptimas durante el aislamiento? Que tus empleados tengan un lugar apropiado para trabajar a distancia será una herramienta importante para que estén cómodos y eviten la frustración. A continuación te damos algunos consejos y recursos que les puedes transmitir para hacerles la transición lo más llevadera posible.

Ventajas del teletrabajo

La principal ventaja del teletrabajo en la situación actual generada por el COVID-19 es la de permitir mantener la actividad de algunas empresas a pesar del estado de alarma y las limitaciones de movilidad que se han impuesto, pero no es la única. De hecho, hay aspectos clave que han hecho que, durante los últimos años, cada vez sean más las organizaciones que han adoptado (aunque sea parcialmente) esta modalidad de trabajo. ¿Hacemos un repaso rápido a algunos de ellos?

  1. Evita desplazamientos (lo que, en una situación normal, también ayuda a ahorrar tiempo).
  2. Ofrece más autonomía y libertad organizativa a los empleados, lo que suele traducirse en un mejor rendimiento y más productividad.
  3. Reduce costes en infraestructura.
  4. Ayuda a la conciliación de los trabajadores y mejora su opinión de la empresa.
  5. Atrae más talento, ya que es un incentivo atractivo.

Cómo trabajar en teletrabajo

Si no es algo a lo que estés acostumbrado, el teletrabajo tiene algunos recovecos que hay que limar para que la experiencia laboral sea óptima:

  1. El espacio. Se recomienda tener un lugar de trabajo exclusivo para este fin. Si no puede ser una habitación, puede ser un rinconcito, un escritorio, una mesa… un lugar que sólo utilices para trabajar. De este modo, te será más fácil conectar con tu actividad al empezar la jornada laboral y, una vez finalizada, aparcarla ahí para evitar estar 24 horas disponible.
  2. Adecuación. Te recomendamos que te asegures que tienes todo lo que vas a necesitar para trabajar en el lugar que hayas elegido. ¿Te llega bien la señal de Internet? ¿Tienes a mano todo lo que utilizas a diario? ¿Está bien iluminado durante todo el día? ¿Te facilitada las vídeo llamadas o te obligará a moverte cada vez que tengas que hacer una porque de fondo se ve el baño? Estos pequeños detalles serán los que hagan que tu día a día sea orgánico o que se convierta en una lucha constante.
  3. Equipo. Ya trabajes con un dispositivo aportado por la empresa o con tu propio ordenador, asegúrate de que cuenta con todos los programas, recursos y accesos que vas a necesitar durante estas semanas.
  4. Asistencia. Si eres el líder de tu equipo, asegúrate de que tus subordinados tienen línea directa con el servicio técnico o informático de la empresa para que estos puedan ayudarlos de forma rápida con cualquier incidencia. No hay nada que mine más la moral que tener que lidiar con una conexión mal configurada o con un correo que no se envía.

Recursos útiles para hacer teletrabajo

A continuación hacemos un repaso a algunas herramientas que pueden ayudarte a gestionar y a organizar tu equipo mientras teletrabaja:

  • Gestión de proyectos: si no los has probado antes, puedes utilizar herramientas como Trello o Asana, que te permiten organizar los flujos de trabajo, asignar tareas o ver en qué está trabajando cada miembro del equipo. Hay muchas alternativas: si trabajas con Microsoft Office, incluye Teams; o hay herramientas como Slack, una herramienta que sustituye las interminables cadenas de correos electrónicos por canales que centralizan toda la información sobre un proyecto. Este tipo de aplicaciones son un gran aliado.
  • Videollamadas: hoy en día, hay muchas aplicaciones para realizarlas y seguro que en tu organización ya habéis adaptado alguna como Skype, FaceTime o Hangouts. Pero, si no te has decantado por ninguna o no tienes la infraestructura necesaria, debes saber que todos llevamos herramientas para realizar este tipo de contactos en el bolsillo. Sin ir más lejos, tanto WhatsApp como Facebook Messenger disponen de función de vídeo llamada.
  • Compartir archivos: por suerte, la nube y guardar y gestionar archivos de forma virtual se ha convertido en los últimos años en algo totalmente cotidiano. Todo el mundo ha utilizado (por lo menos un poco), servicios como Dropbox, Google Drive o OneDrive. Utilízalos para que todo tu equipo tenga las últimas versiones de los documentos que necesite. Su trabajo fluirá y les harás la vida más cómoda.

Cómo motivar a los empleados a través de dinámicas de juego

Como recogimos en las tendencias 2020 en gamificación para empresas, la gamificación se basa en la combinación de aspectos como puntos, misiones, eventos, niveles… para generar colaboración y competencia entre los miembros de un equipo a la vez que se busca sorprender a los trabajadores, generarles sensación de pertenencia a una comunidad o una mayor identificación con la organización.

Seguro que te interesa: Ejemplos de juegos de gamificación para empresas.

En Playmotiv somos expertos en utilizar la gamificación para incrementar la motivación y el rendimiento de tus equipos. Ahora más que nunca ponemos a tu servicio nuestras aventuras virtuales para ayudarte a superar la situación que ha provocado el COVID-19. Ante una adversidad, es mejor no enfrentarse a ella como si fuese un problema, sino convertirla en una oportunidad de mejora.