Gamificación

Las 5 claves de la gamificación en el sector de la salud

Por 26/01/2022 No Comments
Las 5 claves de la gamificación en el sector de la salud - Playmotiv

La gamificación para empresas está ayudando a muchos negocios a destacar gracias a la aplicación innovadora de dinámicas de juegos a procesos no lúdicos, muchas veces percibidos como tediosos. La gamificación es una herramienta creativa y probada para mejorar la motivación, las habilidades y las aptitudes de los miembros de un equipo y el sector de la salud cada vez la está aplicando a más áreas.

Desde aspectos formativos a tratamientos médicos, la gamificación en el sector de la salud ofrece aplicaciones y beneficios que permiten la mejora continua de los participantes, ya sean profesionales o pacientes.

A continuación repasamos los 5 puntos clave en los que se puede aplicar.

 

1. Formación de profesionales sanitarios

La formación de profesionales de la salud hace tiempo que no es solo presencial. Las formaciones virtuales, online o a distancia, son muy recurridas en un sector en el que la falta de tiempo y los horarios complicados están muy extendidos.

La gamificación es una herramienta que permite a estos profesionales mantenerse al día y adquirir conocimientos o soltura en procesos que no son frecuentes. Por ejemplo, se pueden crear gamificaciones basadas en la resolución de casos clínicos para cardiólogos o que sirvan ara aprender a realizar resonancias magnéticas nucleares (RMN).

Pero, más allá de los profesionales sanitarios, la gamificación también puede ser una gran ayuda para enseñar procesos como la resucitación pulmonar o primeros auxilios a otros profesionales, como pueden ser pilotos y asistentes de vuelo. Prácticamente no hay proceso que no se pueda gamificar.

2. Equipos de venta de distribución farmacéutica

Los profesionales sanitarios deben mantenerse constantemente actualizados y los equipos farmacéuticos no pueden quedarse atrás. Constantemente aparecen nuevos productos con características específicas que deben conocer y la gamificación de retos teóricos y prácticos puede ayudar a interiorizarlas.

Tanto organismos públicos como privados del sector farmacéutico cada vez optan con más frecuencia por recurrir a aplicaciones de gamificación, como Pharmaville, para ayudar a sus equipos a ofrecer un mejor servicio a los clientes.

Dentro del campo galénico, además, se pueden crear gamificaciones para aprender formulación magistral o para estudios de bioquímica aplicada.

Te puede interesar: Haz que tu equipo farmacéutico suba de nivel con Pharmaville, nuestra nueva app de formación gamificada

3. Atención al paciente gamificada

La atención al paciente se ha convertido en los últimos años en la punta de lanza del sector de la salud. Ofrecer un servicio de calidad, respetuoso con el paciente y con las necesidades del sistema sanitario a la vez, se ha convertido en un reto.

La gamificación es una herramienta perfecta para que los profesionales sanitarios practiquen técnicas de atención al paciente que les ayuden a realizar su trabajo de forma más eficiente. El juego ayuda a la integración de conocimientos para los profesionales sanitarios que no tienen porqué estar directamente relacionados con sus conocimientos médicos, desde la gestión de las emociones o la práctica con pacientes virtuales, hasta la resoluciones de procesos burocráticos de los que a menudo deben ocuparse.

Los datos extraídos de este tipo de juegos pueden ayudar a monitorizar y mejorar el seguimiento de los pacientes y la toma de decisiones de los profesionales de la salud.

4. Prevención y atención primaria

Más allá de los profesionales que forman parte del sector de la salud, se pueden crear gamificaciones enfocadas a la población general con el objetivo de educar y prevenir enfermedades. Por ejemplo, existen numerosas aplicaciones enfocadas a la promoción de un estilo de vida saludable.

Por otro lado, personas que padezcan o tengan riesgo de padecer alguna enfermedad, como la diabetes o la celiaquía, pueden aprender más sobre ellas y su tratamiento, a la vez que pueden aprender a autogestionarse cuando sea posible, con lo que se ayuda a descongestionar la atención primaria.

5. Juegos terapéuticos o asistenciales

Por último, pero no menos importante, no podíamos dejar de hacer referencia a juegos diseñados especialmente para ayudar a pacientes en su terapia. Son juegos desarrollados por profesionales de la salud, que aprovechan beneficios de la gamificación como el establecimiento de objetivos, el incremento de la motivación y las recompensas para ayudar a pacientes en diferentes tipos de tratamientos a mejorar.

Este tipo de juegos se usan con frecuencia en el sector de la salud mental (principalmente por la gran cantidad de estudios y aplicaciones que se han llevado a cabo con éxito en psicoterapia), pero también para enfermedades como la obesidad, la diabetes, la ceguera, el cáncer, etc. La gamificación goza de un papel destacable para mejorar los niveles de motivación en pacientes con enfermedades agudas o crónicas.

Playmotiv diseña soluciones de gamificación para el sector salud

La gamificación puede ser clave para la formación y el engagement en el sector healthcare y, en el caso de los equipos comeciales, es capaz de lograr un aumento de ventas de hasta un 20%.

Con una partida gamificada se puede impactar a más de 10.000 personas de manera simultánea: forma a tus delegados comerciales, a farmacéuticos y a otros prescriptores médicos en partidas paralelas. Consigue que la red de ventas interiorice las características clave de los productos de tu catálogo.

La gamificación para empresas tiene decenas de aplicaciones para el sector de la salud.